Un derecho de agua de los regantes de cualquier organización de riego debe estar inscrito en el  Conservador de Bienes Raíces, perfeccionado y catastrado en la DGA.

1.- Que esté inscrito en el Registro de Propiedad de Aguas del Conservador de Bienes Raíces a nombre del usuario.

Un alto número de los regantes de la Asociación no tiene esta inscripción a su nombre sino que está a nombre de una persona fallecida, pariente o no, o también a nombre de una sucesión sin haber realizado la debida posesión efectiva, o a una compraventa no regularizada.

El no cumplimiento de esta condición podría permitir a la Asociación no entregar el agua al regante e impide la opción a adquirir aguas del embalse Ancoa así como a la presentación a concursos de la Ley de Riego.

2.- Que esté perfeccionado: El derecho inscrito en el Conservador debe indicar litros/segundo y no solo regadores y tener la siguiente inscripción “x” regadores de la asociación canal del Melado equivalentes a “y” litros por segundo de carácter consuntivo, permanente y continuo”.

Este trámite lo realiza un abogado mediante la presentación de una demanda contra la D.G.A ante el tribunal competente.

3.- Debe inscribirse en el catastro de aguas de la D.G.A., (Dirección General de Aguas) Este trámite lo puede realizar el titular del derecho ante la misma D.G.A. Hay que destacar que quien no cumpla con las condiciones descritas, no podrá acceder a la bonificación estatal para proyectos de riego y drenaje de la Comisión Nacional de Riego (C.N.R)

A esto se suma la cantidad de errores de inscripción que cometen los regantes al no consultar a la entidad que corresponde en este caso a la Asociación canal del Melado, lo que hemos tratado de minimizar enviando cartas a las notarías, conservador y comunidades. Estos errores significan costo adicional a la Asociación por ende a todos los regantes y a la persona que realizó mal la inscripción debido a que judicialmente tendrá que realizar nuevamente todo el trámite.